¿ESTÁS LESIONADO? Otras maneras de entrenar

¿ESTÁS LESIONADO? OTRAS MANERAS DE ENTRENAR

ESTÁS LESIONADO Otras maneras de entrenar

Para una persona acostumbrada a entrenar a diario, una lesión parece el fin del mundo. Muchas veces, si no estamos trabajando nuestro tiempo de ocio es el que dedicamos al deporte, por lo que, si temporalmente nos prescriben un reposo (sea absoluto o relativo) que nos impida seguir con nuestra rutina, no sabemos en qué invertir el tiempo.

Si el fitness es tu vida, engancharte a Netflix no te saciará. Tendrás que buscar nuevos modos de mantenerte vinculado a tus prácticas deportivas, y esto se puede hacer a través de diferentes entretenimientos compatibles con mantener la parte lesionada del cuerpo a raya.

Un ejemplo será entrenar otros grupos musculares. Si la lesión tiene que ver con pies o piernas, podremos aprovechar para poner a tono brazos, abdominales y tronco, y lo mismo si es la parte superior del cuerpo la que debemos mantener en reposo: las piernas pueden trabajar perfectamente en la horizontal.

ESTÁS LESIONADO maneras de entrenar

Debemos tener en cuenta también que acorde a esta pausa deportiva, la alimentación debe cambiar. No necesitaremos el mismo tipo de ingesta de proteínas, y tal vez la eliminación de líquidos se vuelva más complicada, por lo que deberemos poner especial atención a nuestra dieta. Para algunos, incluso será un placer cambiar temporalmente el menú.

Mantener la mente activa es indispensable, y hay otras maneras de retarse a uno mismo o a los demás a través del juego. En los mejores casinos online en 2018 podemos encontrar al deporte mental por excelencia, el poker, y de manera gratuita: apostar siempre es una opción, por lo que puedes elegir el dinero ficticio y empezar a practicar el autocontrol, el cálculo y la estrategia a medio y largo plazo.

Y hablando de estrategias, la pausa puede también ser muy útil para planificar horarios y rutinas y establecer objetivos reales. También nos permitirá echar un vistazo a todo aquel material que pensábamos renovar, e ir virtualmente de compras comparando marcas y precios. Darse un capricho es a veces la mejor motivación para una recuperación más rápida.

Documentarse acerca de nuevas prácticas, no sólo a base de leer libros sino también de ver videos relacionados con lo que hacemos o nos planteamos hacer también es una manera de motivarse o incluso de aprender a prevenir lesiones en un futuro. Aprender no tiene por qué ser aburrido, y mucho menos cuando el tema nos resulta apasionante.

Y por supuesto, si hay un ejercicio que se puede practicar en casa y que aportará bienestar a cuerpo y mente, ese es el sexo. Sea cual sea la parte del cuerpo que no debemos mover, siempre encontraremos posturas en las que no nos afecte. Está demostrado que practicar sexo mejor la circulación, afecta positivamente al sentido del humor y relaja el estrés. En función del tipo de relación que tengamos, podremos trabajar diferentes grupos musculares y sin duda oxigenaremos la piel, entre otro sinfín de ventajas, la mejor de todas, divertirse y evadirse de la desilusión de no poder ir a entrenar como de costumbre.

Comparte en Tus Redes Sociales 🙂 Gracias !
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr