Glándula Tiroides cómo afecta a tu peso

Glándula Tiroides

Obtener un peso y talla adecuados es una de las inquietudes de la mayoría de la población. Sin embargo, existe un grupo de personas a quienes por complicaciones en su sistema endocrino, les resulta muy difícil llegar esa meta deseada, esto asociado por los desórdenes hormonales.




La tiroides es una glándula ubicada en la parte delantera del cuello. Se asemeja en su forma a una mariposa, y es la encargada de secretar hormona tiroidea, que ayudan al correcto funcionamiento de órganos como el corazón y el cerebro. También ayudan a regular la temperatura corporal y el metabolismo.

Glándula Tiroides

Evidentemente, si la tiroides altera de alguna manera su producción de hormona tiroidea, el proceso mediante el cuerpo toma los nutrientes de los alimento para transformarlos en energía, se ve afectado. Esto provoca desórdenes que pueden producir alteraciones importantes del peso en la persona que se vea afectada por este tipo de afecciones.

Hipertiroidismo

Cuando la tiroides produce hormona tiroidea en exceso, se habla de Hipertiroidismo. Esta producción desproporcionada de hormona tiroidea es producida generalmente por una afección denominada enfermedad de Graves, un trastorno autoinmune que le engaña a la tiroides indicándole que está produciendo muy poca carga hormonal.

Entre los síntomas, que incluyen cambios de humor, irregularidades en el ritmo cardíaco, fatiga, ansiedad y dificultad para concentrarse, se encuentra la aparición de bocio (crecimiento inusual de la glándula tiroides) y un aumento importante del apetito, unido a una disminución de peso que normalmente no coincidiría con las cantidades de alimentos ingeridos. En tal sentido, mientras más severo sea el caso, mayor será el ritmo en la pérdida de peso.




Más allá de esto, el hipertiroidismo es una enfermedad completamente tratable a través de medicamentos que inhiban la producción de hormona tiroidea. En casos más severos, se recurre a una cirugía para extraer la glándula dañada o destruyéndola mediante la ingesta de yodo radioactivo: como la tiroides necesita yodo para producir hormonas, toma el yodo que encuentre en el organismo, sin tomar en cuenta si este se encuentra en estado normal o no. De esta manera, la glándula se autodestruye al tomar también el elemento expuesto a la radiación.

hipo y hiper




Hipotiroidismo

Contrario al hipertiroidismo, hormona tiroidea es poca o inexistente. Es causada generalmente por una reacción autoinmune que envía un mensaje a la tiroides diciéndole que está produciendo demasiada hormona.

Como la producción hormonal se ve reducida considerablemente, la persona que padece de hipotiroidismo tiende a presentar síntomas como cansancio, tendencia a olvidar cosas y sentirse deprimido. Una de las principales señales de hipotiroidismo es un aumento de peso sin razón aparente, que tiende a quedar en mayor evidencia cuando los esfuerzos por perder peso mediante dietas y ejercicio son infructuosos.

A pesar de no haberse encontrado hasta ahora una cura, el hipotiroidismo es una enfermedad que puede controlarse con relativa facilidad, mediante el consumo de la dosis necesaria de hormona tiroidea para suplir la que ya no se produce.

Esta hormona fue utilizada anteriormente en personas sanas como método de pérdida de peso, pero dejó de utilizarse para este fin debido a que consumía masa muscular además de la grasa que se pensaba perder, esto unido a trastornos metabólicos provocados por esta alteración hormonal.

Ambas enfermedades se pueden diagnosticar fácilmente mediante una consulta con un médico especializado y con un examen de laboratorio denominado TSH. La mayoría de los pacientes pueden, gracias a los tratamientos para cada caso en específico, recuperar su rutina alimenticia y un peso adecuado, sin que esto afecte en de alguna manera el resto de sus actividades.

anatomia tiroides