licuados una excelente opción para adelgazar

Licuados una excelente opción para adelgazar de forma sana

Los licuados son bebidas muy liquidas, algo más espesos que el agua, obtenidos luego de extraer la mayor cantidad de líquido de las frutas y verduras, procurando no dejar rastros de pulpa en la bebida. Por lo general se hace uso de la licuadora y se suele mezclar con un poco de agua o leche, en el caso de licuados de fuerte sabor.




Ahora bien, los licuados son una excelente opción para adelgazar de forma saludable por su facultad de permitir la perfecta combinación de varios alimentos útiles a la hora de quemar grasas. Se pueden utilizar como complemento de un régimen alimenticio caracterizado por la ingesta correcta de vitaminas, proteínas, fibras y minerales, sin que exista descompensación. En la mayoría de los casos, los licuados además de quemar grasas, ayudan a desintoxicar el organismo, mejorar la digestión y, en definitiva, sentirte más saludable.

licuados una excelente opción para adelgazar

1. Licuado de piña y sábila

Resulta muy popular para conseguir poco a poco un peso ajustado. Las propiedades laxantes, diuréticas, desinfectantes, rejuvenecedoras, antioxidantes de la piña en combinación con las propiedades del aloe o sábila, convierten este licuado en una bebida hidratante, purificante y desintoxicante.

Se debe tomar durante diez días seguidos una vez al mes complementando la alimentación con ensaladas, pan integral, frutas, verduras y mucha proteína. Se hacen tres tomas al día de la siguiente manera: En el desayuno el licuado de aloe y piña mezclando 2 rebanadas grandes de piña, una cucharada grande de pulpa de sábila, una cucharada de semillas de linaza molidas y un vaso de agua. Después del almuerzo y la cena tomar un vaso de licuado de aloe, tomando la parte gelatinosa de la sábila mezclada con agua y un poco de miel o medio vaso de algún jugo, puede ser manzana o limón.

2. Licuado de color verde

Muy efectivo para quemar calorías y grasas, está hecho a base del jugo de un limón, tres trocitos de perejil, un tallo de apio, 3 hojas de espinacas, una cucharadita de jengibre rallado, medio pepino y 1 manzana sin semillas pero con cáscara. Se toma durante diez días seguidos en el desayuno, tomándose un descanso de 20 días.

Diez días son suficientes para quemar las grasas innecesarias y limpiar el organismo, periodo durante el cual se deben evitar comidas altas en grasas, dulces, harinas refinadas, bebidas azucaradas, postres, frituras, etc.




3. Licuado de toronja y nopal

El nopal contiene mucha fibra, vitaminas, minerales, antioxidantes y pocas calorías, combinado con toronja, resulta un licuado perfecto para quemar grasas. Se toma igualmente en la primera comida del día durante 10 días, descansando 20 días, para reiniciar el ciclo. Se necesita un nopal mediano y sin espinas que se mezclara con el jugo de una toronja en una licuadora. Debe ser todo muy bien procesado para lograr extraer la mayor cantidad de jugo del nopal y así ser beneficiado con todas sus propiedades. Se puede suavizar un poco con algo de agua, tal vez medio vaso.

Claro está, los licuados son una excelente opción para adelgazar de forma saludable pero jamás un sustituto de una comida equilibrada y variada. Sus efectos dependerán de la constancia, una dieta saludable baja en grasas y el acompañamiento de la práctica de algún ejercicio físico. Los licuados se han convertido en una estrategia revolucionaria que te permite comer mejor y adelgazar de forma rápida sin eliminar las comidas preferidas; pero eso sí desechando las poco saludables. Sin embargo, no son suficientes por si solos. Deberás adquirir nuevos hábitos y cambiar algunos que sean perjudiciales para tu objetivo si quieres observar los resultados deseados.