Malos hábitos alimentarios más comunes

Los malos hábitos alimentarios más comunes

Los humanos somos seres de hábitos, por lo tanto, es vital reconocer que hábitos nos benefician y qué hábitos nos perjudican. En nuestro caso, nos ocuparemos de aquellos vinculados a la alimentación, en particular, de los menos favorables.

Siete malos hábitos

1- El consumo indiscriminado de bebidas alcohólicas

En nuestra sociedad es una práctica tan frecuente que aquel que no consume bebidas alcohólicas es catalogado de “aguafiestas”. Sin importar lo pertinente que estos adjetivos puedan ser, lo cierto, es que el consumo indiscriminado de alcohol, puede ocasionarnos problemas de sobrepeso (entre otros problemas de salud).

2- El abuso de alimentos ricos en azúcar

¿A quién no le gusta un buen dulce con un poco de café o acompañado de alguna otra bebida por la tarde? A la mayoría nos seduce la idea, sin embargo, debemos tomar conciencia que el consumo de azúcar, si bien es necesario para nuestro organismo, cuando se hace en exceso, implica distintos riesgos para nuestra salud. Estudios han demostrado que el alto consumo de azúcar aumenta significativamente la tensión sistólica.

Malos hábitos alimentarios mas comunes

3- Saltar el desayuno

Hay quienes lo hacen porque “no tienen tiempo”, ya que deben trabajar temprano o cumplir con alguna tarea urgente y hay quienes creen que no desayunar los ayuda a mantenerse “en forma” o bajar de peso. Lo cierto, es que saltar el desayuno no nos arroja ningún beneficio y dependiendo de la frecuencia con que se haga, pudiera acarrearnos más o menos consecuencias. Recordemos que nuestro cuerpo necesita energía para su buen funcionamiento, el desayuno es una fuente de poder.

4- Comer muy rápido

Esto suele ocurrirnos cuando la comida es de nuestro agrado o cuando estamos apresurados, lo cierto es que puede perjudicarnos de distintas maneras: ocasionándonos problemas gástricos o contribuyendo al consumo de una cantidad mayor de alimentos de la que necesitamos para saciarnos, incidiendo así en nuestro peso.

5- Dejar pasar mucho tiempo entre comida y comida

Ciertamente, esto suele suceder por razones que escapan de nuestra voluntad, pero para nuestro organismo esto es indiferente. Especialistas en nutrición recomiendan comer cada tres horas, si es posible, cinco veces al día y, aunque este tipo de generalizaciones son osadas porque el funcionamiento del organismo de un individuo a otro puede variar de forma significativa, lo cierto, es que cuando dejamos pasar mucho tiempo entre comida y comida, nuestro cuerpo ahorra energías, quemando menos grasas de las acostumbradas, porque le estamos dando el mensaje equivocado: “hay escasez de alimentos”.

Malos hábitos alimentarios

6- Beber poca agua

El consumo adecuado de agua es necesario para evitar desórdenes en nuestro organismo, basta con recordar que más del 50% de nuestro cuerpo está compuesto de ella. Necesitamos alrededor de 2.5 litros diarios de agua, la cantidad varía de acuerdo a distintos factores que incluyen: nivel de actividad, temperatura, entre otros. Esto no significa que debamos beber esa cantidad, nuestro cuerpo absorbe agua de la comida y otras bebidas.

7- Comer poco antes de dormir

Expertos recomiendan comer, al menos dos horas antes, de irse a dormir. La digestión es un proceso y como todo proceso conlleva tiempo, al dormir nuestro cuerpo entra en un estado de relajación y si obligamos al organismo a trabajar en la digestión de los alimentos mientras descansa, esto puede ocasionarnos un malestar estomacal al siguiente día o, incluso, problemas de sobrepeso si se hace con frecuencia.

Una pequeña muestra

A pesar de incluimos siete malos hábitos alimentarios muy comunes, no ignoramos la posibilidad de que existan otros, tal vez menos frecuentes, lo más importante es que les resulte provechosa la información y que tengan mayor conciencia de sus hábitos alimentarios.

pon tu comentario