Nutrición en base a productos 100% naturales

Nos encontramos en un momento un tanto complicado a la hora de saber elegir qué alimentos son los más adecuados para contar con una buena salud y que el organismo se pueda nutrir como debe. La realidad es que cada vez hay más opciones entre las que poder escoger y a veces el recurrir a lo más natural es la clave de todo. Y es que, en el fondo, las mismas ciencias de la salud hablan de que es a través del conocimiento como se pueden prevenir enfermedades y mantener el bienestar, así que sólo será cuestión de saber qué productos son los que se requieren. En la dietética online Casa Pià, por ejemplo, llevan años ofreciendo a sus clientes sólo productos 100% naturales en forma de plantas medicinales, alimentos o productos dietéticos.

Hay que partir siempre de una base y es el hecho de que tanto el bienestar psicológico como el físico se verán determinados por la alimentación que se lleve a cabo y, como es de suponer, el optar por productos naturales hará que la salud salga favorecida. Es cierto que a la hora de hacerse con productos 100% naturales, más allá de recurrir a tiendas como la mencionada donde esto está asegurado, hay que tener en cuenta que siempre conviene tomarse su tiempo (al menos hasta que se conozca bien una marca) y leer con atención el etiquetado. A mínimo que se hayan empleado aditivos o se haya tenido que recurrir a compuestos químicos para su elaboración podemos descartar que sean del todo saludables.

Nutrición en base a productos 100% naturales

¿Qué son los productos naturales?

Quizá convenga empezar por el principio porque hay muchas marcas que han visto cómo lo bio y lo natural han comenzado a ganar adeptos y se han lanzado a elaborar campañas publicitarias con apariencia un tanto más saludable cuando, en realidad, no lo son en absoluto.

Los alimentos naturales son aquellos en los que sus propiedades no se han visto alteradas de forma alguna. En algo tan simple como puede ser el proceso de maduración de una fruta simplemente se ha dejado que ésta se desarrolle como debe, sin ningún tipo de acelerante de por medio. En las plantas esto sería el equivalente a que no se hayan empleado químicos de ninguna clase y, así, sucesivamente.

Y esto, ¿qué supone? Como es lógico si se opta por productos 100% naturales y una dieta equilibrada lo que se logrará es contar con un bienestar mucho mayor ya que, en una u otra medida, siempre que hay productos químicos de por medio estos pueden llegar a generar efectos secundarios, aunque a unas personas les afecten más que a otras.

Medicina natural y nutrición

Entendemos por medicina natural no sólo aquella capaz de curar mediante productos naturales sino aquella que también es capaz de prevenir y, por supuesto, si una persona cuenta con una nutrición adecuada será mucho más capaz de hacer frente a cualquier tipo de enfermedad, aunque se trate de un simple resfriado. Aunque no hay una única dieta que valga para todo el mundo sí que hay unos cuantos alimentos que conviene tener presentes. He aquí una lista de algunos de los más nutritivos que hay y que, por supuesto, cuentan con todas sus propiedades y beneficios cuando son 100% naturales.

  • Cereales. Nos referimos al arroz, el maíz, la avena, la cebada o el centeno. Por supuesto, todos ellos sin procesar.
  • Frutas. Algunas de ellas cuentan con un alto nivel de azúcar (como es el caso del plátano, la manzana o la naranja) pese a todo se confirma la teoría de que se tiene que tomar fruta a diario para mantenerse sanos. Suelen ser muy recomendables (siempre aprovechando su temporada natural) las fresas, la piña, el kiwi o el albaricoque.
  • Vegetales. Y es muy cierto que sobretodo los más pequeños de la casa están empezando a adoptar costumbres muy poco sanas a este respecto y, por supuesto, la denominada comida rápida no ha ayudado en absoluto. Cuanto antes se incorporen a la dieta este tipo de alimenticios, mejor. No pueden faltan el apio, el brócoli, el repollo o las zanahorias.
  • Semillas. Son muy recomendables las nueces, el lino molido o las almendras. Lo ideal es tomar un puñado al día con una mezcla de todos ellos o incorporarlos a los platos tradicionales, como en el caso de una ensalada.
  • Legumbres. Lo ideal es ponerlas en remojo unas horas antes de cocinarlas y se recomienda también el hervirlas antes de comer. Aquí entrarían los garbanzos, las judías y las lentejas pero también la combinación de cualquiera de ellas con arroz porque el plato resulta ser más digestivo.
  • Grasas. Porque no todas las grasas son malas y, de hecho, son necesarias. El aceite de oliva aquí se lleva la palma y siempre se pueden sumar los yogures naturales, los aguacates o el aceite de nuez.

 

Comparte en Tus Redes Sociales 🙂 Gracias !
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

pon tu comentario