Razones para evitar la comida procesada

La comida procesada

Siempre se les ha advertido a las personas lo dañina que puede ser la comida procesada, ya que esto significa que un alimento tuvo que pasar por un proceso de transformación o elaboración para que pueda conservarse por más tiempo.

Por ejemplo, un brócoli o cualquier otro vegetal puede ser envasado en un film o una bolsa, pero las propiedades del mismo no han sido alteradas ya que se encuentra en estado natural. Lo mismo pasa con otros productos como el yogurt natural, que simplemente fue sometido al fermentado normal para que haga el producto. Pero cuando a un yogurt se le añaden azúcares, cereales, colorantes y otros conservantes, entonces este ya no es 100% natural, sino que tiene otros elementos añadidos que no son nada saludables.

comida procesada

¿Cómo identificarlos fácilmente?

En general, los productos procesados están envasados. Esto, ya que los frescos siempre se mantienen en su estado natural, como las frutas o los vegetales.

La etiqueta generalmente es bastante larga, y al leerla notarás que la cantidad de ingredientes es abrumadora, aunque se trate de algo simple como un yogurt. Además, siempre hay nombres casi impronunciables y muchas cosas totalmente desconocidas. Estos suelen ser los peores, ya que se tratan de químicos y aditivos, por eso lo mejor es elegir las etiquetas cortas, pero siempre es mejor leer para asegurarse.

El marketing suele tratar de venderte el producto y hacerlo atractivo. Por eso, por lo general tiene una larga lista de propiedades, o se destaca en letras grandes lo bueno que puede ser para ti. Pero esto es solo una medida para vender el producto. Por ejemplo, un dulce o un pan, que tiene mucha azúcar y grasas saturadas, puede tener una etiqueta grande que dice que es “Rico en Hierro”.

la comida procesada

El procesado elimina importantes nutrientes para tu salud

Cuando un alimento es procesado, los fabricantes se ven obligados a eliminar algunos nutrientes como la fibra, el hierro y las vitaminas y minerales esenciales, ya que de esta forma se mejora su textura y se alarga su vida útil.

Es decir, que al consumir este tipo de alimentos se está tomando una cantidad de calorías vacías que no tienen ningún valor nutricional para el cuerpo. Una persona necesita, fundamentalmente para alimentar el cuerpo, un sano consumo de productos con fibra, como las frutas y las verduras, para que el sistema digestivo funcione normalmente y también sirve para saciar el apetito por más tiempo.

Se debe consumir alimentos que tengan mucho valor nutricional con pocas calorías, y evitar a toda costa los alimentos de densidad energética elevada, como lo son los alimentos procesados.

la comida procesada sus efectos negativos

Son ricos en grasa, sal y azúcar

Todos los alimentos procesados tienen un alto contenido de sal, azúcar y grasas, todas las que suelen ser dañinas para el cuerpo, ya que estas son las que pueden prolongar la vida del producto.

Una persona por lo general debe consumir grasas buenas, pero estas solamente se encuentran en productos naturales, como el aguacate, los frutos secos o el aceite de oliva, los cuales brindan al cuerpo la energía necesaria para mantenerse, sin aportar daños al cuerpo, como las grasas trans, las cuales alteran el organismo y son perjudiciales para la salud cardiovascular.

Son altamente adictivos

Al fabricar productos procesados, se añade una cantidad de aditivos y sabores artificiales, que solo consiguen mejorar el sabor para que el producto nos guste y siempre quedemos con ganas de comer mucho más. Los alimentos procesados activan el sistema de recompensa de nuestro cerebro, que es el responsable de hacernos comer para sentirnos bien, por lo que se crea un síndrome de dependencia emocional hacia esta comida, haciéndola adictiva y mucho más difícil de dejar por completo.

A la hora de comer, siempre debemos tener varios elementos en cuenta. Debemos pensar en por qué estamos comiendo –si por hambre o por ansiedad-, qué clase de comida estamos comiendo y qué hay dentro de ella. Lo mejor es siempre preferir la comida natural, o en caso de no tener elección, intentar escoger la comida procesada que nos genere menos efectos dañinos.

pon tu comentario