Cómo comer sano y económico

Consejos para comer sano y economico

Comer sano no siempre es económico, sobre todo cuando se siguen ciertas dietas en específico. Hay alimentos como el pescado, algunas carnes, verduras o proteínas y suplementos que pueden ser bastante costosos y no alcanzar para cubrir la cuota de las comidas mensuales.




Por esta razón, muchos optan por seguir comiendo lo mismo y no se atreven a comenzar un estilo de vida saludable. Pero la verdad es que comer sano no tiene por qué ser sinónimo de quedar en quiebra. Sólo hay que elegir los alimentos correctos. Muchas veces vemos productos y no sabemos su valor nutricional, y hay algunos bastante económicos que pueden ser iguales o hasta más sanos que los que son más caros.

Cómo comer sano y económico

Planifica tus comidas

Lo mejor para empezar a comer sano es planificar las comidas, y si no dispones de mucho tiempo para cocinar lo más recomendable es que en tu día libre adelantes lo más que puedas las comidas de toda la semana.




De esta forma, al llegar cansados del trabajo, por ejemplo, no caerás en hacer algo rápido como una pizza precocinada, sino que optarás por la opción saludable que tienes guardada. Así se desperdicia menos la comida y por lo tanto ahorras algo de dinero.

Haz la lista de la compra

Para evitar comprar en exceso, y comprar cosas que no son necesarias, haz una lista en casa de lo que necesitas para cocinar por una semana o dos. Investiga el valor nutricional de los alimentos, para elegir los que sean económicos y saludables. Cuando estés en el supermercado apégate a la lista. De esta forma gastas menos en cosas que no necesitas y compras cosas saludables.

No vayas a comprar con hambre

Este es un gran error que cometen muchas personas, y es hacer mercado cuando se tiene hambre. Cuando esto sucede se está más propenso a comprar cosas que no están en la lista de compras, sobre todo de alimentos procesados, comida chatarra o alimentos azucarados, ya que esto es lo primero que pide tu cuerpo cuando se tiene hambre. Por lo tanto se gasta mucho más dinero y no se compra comida nada saludable.

 comer sano y económico

Evita los productos procesados

Los productos procesados son muy dañinos para la salud. Son una inmensa cantidad de calorías vacías, aportan mucha sal, grasas saturadas y azúcar refinada. Al hacer las compras ni te acerques a los refrescos, snacks, golosinas, etc. Ahorrarás mucho dinero y así evitas tener en casa las tentaciones. Invierte este dinero en frutas y vegetales. Son mucho más sanos y te mantendrán lleno por más tiempo.

Compra los alimentos de temporada

Los alimentos que estén en temporada, y que se den cerca de la zona donde vivas, son mucho más económicos que los que tengan que traer de muy lejos. Hay muchos mercados que se dedican solo a vender este tipo de productos con muchas ofertas. Pon tu imaginación a volar y crea platillos nuevos con estos alimentos frescos. Pronto te darás cuenta de que gastas mucho menos en comida y tu cuerpo te lo agradecerá, pues estos alimentos son una buena fuente de vitaminas, minerales y mucho sabor.

Sustituye parte de la carne por otros tipos de proteína

Algunos cortes de carne pueden resultar algo caros, en especial aquellos que son más sanos por ser carne con muy poca grasa. Por esto puedes sustituirla por otros tipos de proteínas de origen vegetal, como las legumbres o algunos vegetales como el brócoli o las espinacas. Tienen la misma cantidad de proteína o incluso más, con muy pocas calorías, y pueden resultar muy versátiles. Por ejemplo, no hagas la típica hamburguesa de carne, sino con lentejas.

Comer sano y endeudarte no tienen que ser sinónimos. Sólo tienes que buscar alternativas que te ayuden a comer mejor, más variado, y con un menor presupuesto.