Consejos que debes saber sobre el sexo anal

Hablar de sexo anal ha sido un tema tabú en materia sexual, es algo que se “susurra” o se “habla bajito”, por lo general relacionado con prácticas homosexuales. Es un tema intrigante que causa curiosidad en muchos pero que pocos se atreven a tocar pública y libremente. He aquí algunos conceptos básicos y consejos a seguir a la hora de acceder a disfrutar del sexo anal.

Consejos que debes saber sobre el sexo anal

No te dejes llevar por prejuicios e infórmate bien

Esta práctica sexual consiste en la introducción del pene en el ano o recto de la pareja, aunque también involucra estimulación oral o manual. Para practicarlo de forma segura y placentera no sólo se debe contar con la información necesaria, sino también se debe tratar de algo consensuado, nada impuesto. Debes acceder si se te antoja, lo deseas y realmente lo quieres, no por presiones de tú pareja.

Como en todo acto sexual de cualquier tipo la higiene es fundamental, ya que el ano es una zona que contiene diversas bacterias. Limpia muy bien la zona con una ducha anal o con la ayuda de tus dedos para limpiar el interior de la cavidad. Se recomienda el uso de preservativos y luego de penetrar el ano evitar la penetración vaginal u oral.

El área contiene muchísimas terminaciones nerviosas siendo una zona erógena importante de fácil excitación. Para iniciar con buen pie se recomienda estar bien relajados y cómodos. Forzar una entrada rápida al ano genera una contracción involuntaria que se traduce en fuerte dolor. Relajar esta contracción permite una entrada lenta, segura y agradable del pene.

consejitos-por-sexo-anal

El uso de lubricante facilita la penetración. En el mercado se encuentra una gran variedad de lubricantes a base de agua que son los mejores, evita usar aquellos cuyo principal componente sea aceite o los que tienen efecto anestésico. El lubricante permitirá que el pene se deslice más fácilmente garantizándote una mejor experiencia.

Muchos recurren a la estimulación con juguetes antes de la penetración definitiva; pero se deben usar los correctos. La base debe ser más grande que la punta, lisos y sin bordes duros.

Su práctica te puede llevar a un nivel superior de intimidad con tu pareja.

Acceder a la práctica de sexo anal puede resultar una experiencia por demás gratificante que incluso puede servir para reforzar los lazos amorosos, afectivos y sexuales en una pareja. Al principio pudiera resultar un poco incómodo; pero al estar totalmente relajada, con la mente abierta y dispuesta totalmente a gozar, sentirás como el placer se apodera lentamente de ti. Puedes acostarte de espaldas y colocar una almohada bajo tus caderas, extiende tus piernas y permite que tu compañero estimule y acaricie tu zona anal. Te corresponde empujar y presionar hacia afuera tu esfínter para relajarlo.

anal-sexo

Una vez adentro, tú compañero puede estimular tu clítoris o hacerlo tú misma, esa combinación de ambas estimulaciones te llevará a un orgasmo explosivo. Ya en este nivel, los movimientos de tu pareja dentro de ti pueden ser un poco más rápidos, todo dependerá de lo bien que te estés sintiendo y de lo que tú deseo o el mismo orgasmo te exija sentir.

Cada vez que tengas sexo necesariamente no debes recurrir al sexo anal. Pueden reservarlo para ocasiones especiales de manera que lo disfrutes con mayor placer. Aunque si te parece aún más excitante y te proporciona gozo desmedido que métodos sexuales tradicionales, no te pongas ningún límite. Lo cierto es que realizar sexo anal bien hecho puede resultar una experiencia bastante enriquecedora que te llevará a un nivel superior de intimidad con tu pareja así que deja los tabúes a un lado y disfruta de esta práctica.

No dejes de visitar nuestra seccion de Sexo

Comparte en Tus Redes Sociales 🙂 Gracias !
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr