Desayunos para corredores activos

El running es un ejercicio que se ha vuelto muy popular en los últimos tiempos. Correr distancias cada vez más largas es un gran ejercicio que aumenta dramáticamente la resistencia del cuerpo y ejercita el corazón. La hora ideal para la practica del running son las mañanas por varios motivos. Por esta razón, tomar un desayuno correcto puede afectar enormemente nuestro desempeño en la actividad de los corredores.

Desayunos para corredores activos

Si bien todo corredor está dispuesto a comer un desayuno que lo ayude en su rutina, no saben en qué enfocarse para este punto. Existen grupos alimenticios ideales, los cuales ayudarán a aumentar la condición al practicar running. Veamos entonces los alimentos para ingerir en el desayuno, más convenientes para los corredores activos.

Carbohidratos complejos para iniciar el día

Los hidratos de carbono complejos tienen una función muy importante al iniciar el día ejercitándonos. Al ser cadenas bastante complejas, nuestro cuerpo tarda un poco más en volverlas cadenas simples y consecuentemente, convertirlas en azucares para su aprovechamiento. Los cereales integrales son una fuente ideal de carbohidratos grandes y complejos, junto a frutos secos. Desayunar con pan integral, nueces, avena en cualquier presentación y frutas, junto a otros alimentos como la miel, son excelentes formas de desayunar para practicar running.

Proteínas en cantidades industriales

Las proteínas son el combustible para muchos procesos hormonales y metabólicos. Al ejercitarnos, el cuerpo segrega grandes cantidades de ácido láctico para que los músculos puedan tener energía suficiente para las exigencias. Los alimentos con alta cantidad de proteínas no pueden faltar en el desayuno de todo runner. Estamos hablando de huevos revueltos, leche descremada, yogurt, quesos bajos de sal o jamón con bajo nivel de grasa.

Desayunos corredores activos

La hidratación es nuestra aliada

Como podemos deducir, practicar running puede exigir muchísimo al cuerpo. La sudoración es normal a los pocos segundos de iniciar el ejercicio. A su vez, también es el inicio de la deshidratación corporal y por supuesto, del desgaste. Desayunar alimentos con altos porcentajes de agua puede ser la diferencia entre la fatiga y la resistencia a grandes distancias. Debemos escoger entonces comer frutas con mucha agua en su estructura. Patilla, piña, papaya o lechoza, melón, naranja, parchita o maracuyá, son solo algunas de las frutas con altos porcentajes de agua.

Un punto importante a la hora de desayunar, es tomar jugos junto con el desayuno regular. Podemos preparar batidos con la ingesta de estas frutas, para aumentar el contenido de agua que ingerimos en el desayuno. Incluso, la combinación de dos o más frutas, junto con azucares complejos, puede ser una forma grandiosa de suministrar agua e hidratos de carbono complejos.

Desayuna de forma ideal

Si bien la cantidad de alimentos que mencionamos es bastante numerosa, no se debe exceder cierto límite. Recordemos que practicaremos running y para un corredor activo, un cuerpo saciado pero ágil y sin pesadez es un elemento esencial para esta práctica. Debemos ingerir una cantidad de alimento acorde a nuestra contextura y, además, para la distancia a correr.

Para tener una referencia, debemos ingerir entre 2200 y 2400 calorías para una carrera 5K. Para maratones de más de 50K, entre 2500 y 3000. Para maratones profesionales de más de 70K, 2800 a 3300 calorías deben ser ideales. Debemos tomar entonces esta referencia para conocer la cantidad de alimentos a consumir antes de correr las mencionadas distancias.

Comparte en Tus Redes Sociales 🙂 Gracias !
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *