El verano y el fitness

El verano y el fitness

El verano ha sido siempre la mejor manera de mostrar los resultados de nuestro entrenamiento. Ofrecer un cuerpo tonificado y trabajado es la satisfacción de arduas horas de gimnasio y duro ejercicio. Pero cuando llega el verano, muchos optamos por dejar los ejercicios de lado y sencillamente detener el desarrollo fitness de nuestro cuerpo. En parte, por el enorme calor que nos puede agobiar dentro del gimnasio. Por otro lado, no tener tiempo durante vacaciones también puede ser una excusa para no continuar con el entrenamiento.

fitness en verano

Ejercicios en el hotel

Si nos hospedamos en un hotel, seguramente tendrá un balcón con una vista agradable o un gimnasio dentro de sus instalaciones. Debemos tomar la decisión entonces de despertarnos un poco más temprano y entrenar en horas de la mañana. Esto con motivo de aprovechar las horas antes de la apertura de algunas atracciones turísticas.

Realizar una sesión de yoga con una vista agradable puede ser beneficioso para nosotros en muchos sentidos. Entrenar en el gimnasio del hotel puede darnos un plus en nuestra apariencia fitness que puede llegar a ser envidiada y admirable. Por supuesto, estos ejercicios se pueden complementar con otras actividades para mantener esa figura deseada, sin perderla.

Dieta saludable

Todos estamos de acuerdo en que las vacaciones de veranos están llenas de excesos. En este sentido, la comida es una de las tentaciones más comunes al visitar sitios turísticos. Por lo general, las zonas con alta cantidad de temporadistas en verano, tienen una cultura culinaria que satisface el paladar, en detrimento de sus propiedades saludables. Alta cantidad de grasa, azúcares y colesterol, son comunes en los platos típicos.

Por esta razón, tener una dieta sana que ayude a mantenernos fitness es crucial y fundamental. Si bien las comidas pueden ser una gran tentación, el verano también aporta una enorme cantidad de frutas. Muchos árboles aportan frutos en esta época del año, dando así una gran variedad de sabores y a su vez, nutrientes que nos ayudarán en nuestros ejercicios. Más allá de satisfacer nuestra curiosidad gastronómica, probar las frutas típicas de la zona puede ser una mejor opción de hacer turismo y mantenernos fitness.

El verano y el fitness

Realizar actividades turísticas mientras nos ejercitamos

Visitar sitios turísticos durante el verano puede ser una actividad muy divertida que podemos realizar, mientras nos ejercitamos. Pero ¿cómo juntamos ambas actividades? Acá debemos usar un poco de imaginación. Muchos sitios a lo cuales podemos visitar en auto desde el hotel, se pueden llegar en bicicleta. Esta es una excelente actividad para mantenernos en forma mientras disfrutamos del paisaje. Realizar ciclismo de montaña también nos ayuda a ejercitarnos y alcanzar vistas increíbles en cimas elevadas.

La natación es otro ejercicio que otorga un gran aporte de entrenamiento a una buena cantidad de grupos musculares. Practicar natación en lagos, ríos o playas servirá para hacer turismo en verano, mientras nos ejercitamos. Si complementamos la natación junto al ciclismo, tendremos una cantidad de ejercicio muy acorde a nuestro estilo fitness y aún así, disfrutaremos de nuestras vacaciones de verano.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *