Entender lo que dice una etiqueta sobre un producto





En el supermercado suele haber muchas variedades de un montón de productos, y la mayoría de las personas no se fija realmente en los ingredientes o de qué están compuestos, sino que simplemente se basan en sus gustos o en cuál les llama más la atención, entre todos.

Entender lo que dice una etiqueta sobre un producto

Algunos se fijan en las etiquetas pero solo en lo que dicen en la parte delantera, que muchas veces no es lo que realmente contiene sino simplemente una estrategia de marketing para vender más. Para saber realmente qué producto estás consumiendo, y asegurarte de no estar estropeando tu alimentación, lo mejor es seguir algunos consejos para comprender en realidad que dice una etiqueta sobre un producto.

Entender lo que dice una etiqueta sobre un producto

El orden de los ingredientes es importante

Los ingredientes por ley están ordenados de mayor a menor cantidad, así que los que ocupen los primeros 3 puestos son de suma importancia, ya que quiere decir que tiene una cantidad alta de dicho ingrediente.

Si uno de los primeros puestos es azúcar o grasas, quiere decir que este producto no es nada bueno para la salud. También hay que estar atentos con los múltiples nombres que se le puede dar al azúcar y a otros ingredientes dañinos, ya que para “disimular” la alta cantidad que tiene un producto, muchas veces la disfrazan con otros nombres, pero al final tu cuerpo la asimila de la misma manera.

Algo parecido sucede con las harinas. Muchos productos pueden decir que son integrales, pero la verdad es que usan la misma harina refinada pero se le añade salvado, y no es lo mismo pues el cuerpo toma la harina refinada y la procesa como azúcar. Un producto integral debe tener más del 70% de harina de trigo integral.




Lo mejor es escoger los alimentos que tengan etiquetas más cortas y sin tantos nombre complicados, esto quiere decir que son más naturales y menos procesados.

lectura-de-etiquetas-de-alimentos

0% grasas / 0% azúcares: mira la otra cara

No hay que dejarse llevar por la primera cara del producto. Muchos dicen que tienen 0% de grasa o 0% de azúcar, pero que lo diga no quiere decir que sea verdad. En el caso de la mayoría de estos productos sin grasas, cuando lees la etiqueta tiene un alto contenido de azúcar, y los que son sin azúcar tienen un alto contenido de grasas.

Ninguna de las dos opciones es buena ni sana para el cuerpo, por lo que debería quedar descartado de las compras cuando te des cuenta del fallo. Un producto que verdad cumpla con este anuncio debe tener menos de 0,5% de grasa o azúcar, por cada 100 gramos.

Mucho cuidado con las raciones

Este es otro truco que usan los fabricantes para poner lo que les conviene en las etiquetas: colocar los valores nutricionales por ración y no por cada 100 gramos. De esta forma pueden colocar que una ración son 30 gramos, lo cual es prácticamente ridículo y nadie se va a comer una porción tan pequeña, pero así pueden poner contenidos de grasa y azúcar mucho más bajos de lo que en realidad tiene una ración normal.

Por eso lo mejor es comprar los productos que basen sus valores nutricionales e ingredientes por cada 100 gramos, que es una porción más tangible y realista. Así evitas caer en el truco y luego preguntar por qué has subido de peso.

atencion-a-las-etiquetas-de-alimentos

Los productos light a veces engordan

Muchos asocian light con un producto sin calorías, grasas o azúcar, pero la verdad es que la definición de un producto light es aquel que disminuye el contenido de calorías en un 30%, en comparación a otro producto similar en el mercado.

Esto no quiera decir que sea bajo en calorías, sino que simplemente ha disminuido en un 30%. Por ejemplo, un producto que tenga 1000 calorías, y se reduce en 30%, sigue siendo un producto con muchas calorías para ser consumido en una dieta sana. Esto pasa mucho con mayonesas light o dulces light.

Como ya hemos mencionado, es importante leer las etiquetas cada vez que se va a adquirir un producto en el supermercado. Si nos fijamos, casi todos los productos que consumimos tienen azúcar (en forma de jarabe, por ejemplo), de manera que estamos consumiendo azúcares y grasas en excesos, todo el tiempo. Si ponemos un poco más de cuidado, lograremos cuidar de nuestra alimentación de una mejor manera.

===>>> Descubre muchas mas cosas en nuestra seccion Fitness