Es Posible Bajar de peso durante la noche




¿Bajar de peso durante la noche? ¡Sí se puede!

Es probable que durante toda tu vida hayas escuchado mil limitantes que debes tener durante la noche si deseas bajar de peso; sin embargo, a veces solo es necesario escuchar unas cuantas para lograr tu objetivo.

El día de hoy te hablaremos sobre algunos consejos prácticos que puedes poner en práctica a la hora de intentar consolidar esta meta, así que ¡no dejes de leernos!

Rebaja de noche… sí, ¡de noche!

Es Posible Bajar de peso durante la noche

Dile “adiós” a la sal

Bueno, literalmente no tienes que abandonarla por completo, pero sí es recomendable reducirla a su mínima expresión… especialmente durante la noche.

De este modo, no solo cuidas el colesterol, sino que, además, evitas la hinchazón a la hora de despertarte por la mañana; esto se debe a que la sal suele almacenarse dentro de tu sistema durante las horas en las que te encuentras durmiendo. Para evitar esta incómoda consecuencia te recomendamos cenar vegetales al vapor o carne magra, ambos libres de este mineral.

Ejercítate antes de irte a dormir

Sí, puede parecer obvio, pero no lo es. Ejercitarte hará que sudes, lo cual permite que pierdas peso; asimismo, hacer ejercicio en horas cercanas a tu tiempo de dormir, lejos de mantenerte más activo, te permitirá dormir mejor. En este sentido, trotar antes de la cena o caminar después de ella, te será de gran ayuda a la hora de rebajar.

Prepara tu comida con antelación

Generalmente, las personas suelen llegar tarde y cansadas del trabajo, por tal motivo, prefieren ordenar comida lista antes que cocinar ellos mismos en casa. Conforme a esta solución rápida, es importante mencionar que comer fuera de casa no siempre es sinónimo del buen comer; es decir, por más rico que sepa un platillo de algún restaurant, no siempre debe ser sano.

adelgazar-mientras-duermes

En este sentido, es recomendable preparar la cena con antelación; si no te da mucho tiempo de hacerlo antes de salir a trabajar, lo mejor es realizar una jornada de cocina durante el fin de semana y congelar varias porciones para consumir durante el resto de la semana.

Hidrátate… ¡y mucho!

Por otro lado, tomar suficiente agua te permitirá purificar tu organismo antes de acostarte a dormir; de modo tal que evites amanecer con algún área hinchada por la retención de cualquier tipo de componente alimenticio.

De igual modo, es recomendable no tomar agua durante la media hora previa a la hora de dormir, puesto que eso evitará que te despiertes a la mitad de tu jornada para ir al baño.

Duerme a bajas temperaturas

Finalmente, te recomendamos acostarte con una temperatura fría en tu habitación, ya que esto permitirá que quemes calorías mientras duermes; incluso, puedes quemar calorías hasta siete veces más de las que quemarías durante el día, debido a la compensación a la que trataría de llegar tu cuerpo, con referencia a su temperatura natural.

Esperamos que estos simples consejos te sirvan para bajar de peso durante las horas de la noche, especialmente porque se tratan de tips que requieren de poco sacrificio para llevarlos a cabo.