Parece que las verduras se han convertido en el mayor enemigo de todos, pues