Tarta de Queso con vainilla

Tarta de Queso con vainilla

Hoy os traigo un postre para chuparse los dedos y a la vez perfecto para incluirlo de vez en cuando como postre en nuestra dieta. Prueba esta otra forma más sana y saludable de la tarta de queso. ¡Es muy rica en proteína y no lleva absolutamente nada de azúcar añadido!

tarta de queso




La tarta de queso suele ser un postre muy bueno en las cartas de algunos restaurantes o bares que frecuentamos. Sin embargo, si bien es cierto que es un manjar muy sabroso, y en ocasiones puede estar totalmente repleto de azúcar.

Precisamente por eso, aqui te proponemos una alternativa mucho más saludable para que puedas incluirlo en tu dieta casualmente. Así pues, con la receta que os compartimos a continuacion, podrás disfrutar de una tarta de queso a la vainilla sin azúcar.

No te lo pienses más y preparate para probarla . ¡Descubre y prepara esta variante saludable de la tarta de quesos a la vainilla! Y con todos los ingredientes y pasos para que te salga que te cargas .

Prácticamente a odo el planeta le agrada una buena tarta de queso despues de una buena comida, en tanto que es un manjar muy polivalente y sabrosísimo. De todos y cada uno de los postres que ofrecen bares y restaurantess en sus cartas, este es entre las opciones más sanas y saludables. Sin embargo, podemos mejorarla, de tal manera que sea aun más rica en proteína y no lleve azucares añadidos. Vamos a ello !
Ingredientes:




– Unas ocho claras de huevo aproximadamente (las botellas que venden en mercadona de claras de huevos son perfectas)
– Un puñado de copos de avena
– trescientos gramos de queso fresco batido 0 por ciento grasas o lo mas light posible
– doscientos gramos de requesón desgrasado
– Un yogur heleno (si ves que es pequeño pon dos)
– La Esencia de vainilla
– Canela
– Jengibre
– Estevia granulada
– Un chorrito de leche desnatada o bien de soja a gusto tuyo
– Una cucharadita pequeña de aceite de oliva para el molde
– Precisarás asimismo una batidora y un bol grande para poder batir. Un molde para tartas, que te deje dejar la base para administrar la tarta. Y un horno logicamente.

La Preparación

Precalienta el horno a ciento ochenta grados . Y prepara el molde repartiendo una cucharita de aceite de oliva por su interior, o utilizando aceite de oliva en aerosol.

En el vaso de la batidora, agrega un chorro de leche desnatada o soja como hablamos antes , una cucharada de estevia, un puñado de copos de avena, un tanto de canela y de jengibre. Bátelo todo, y vierte el contenido en la base del molde, a fin de que forme la base de la tarta. Su consistencia ha de ser compacta, de forma que deberías ayudarte con por ejemplo una cuchara para expandirlo por la base. Si te quedas corto, puede repetir este proceso hasta ver la base bien completa.

En el bol de batir, pone las claras de huevo, el requesón, el queso fresco, el yogur heleno, unas tres cucharadas de estevia y varias gotas de esencia de vainilla.
Elige la velocidad mas baja en la batidora y bate todo el contenido hasta el momento en que quede una masa uniforme líquida.En caso de que se quede espeso y cueste acabar de entremezclarlo, agrega un chorrito de leche y termina de entremezclarlo bien.
tarta de queso-2
Cuando esté a tu gusto, vierte el contenido en el molde, cuidadosamente para no levantar la base. Mételo en el horno y deja que se hornee a lo largo de unos treinta minutos. Si Pasado este tiempo, ves que aun esta poco consistente puedes dejarla 10 min mas pero observandola para no pasarte. Cuando tenga aspecto de estar bien cuajada (es posible que aun los bordes tengan aspecto más seco, o bien hayan comenzado a dorarse), sácala del horno y déjala unos minutos para enfriar.

Luego metela en el frigorifico antes de provarla. Como recomendación, unas seis horas estaria bien, de tal modo que puedes prepararla el día de ya antes de servirla y dejar que se enfríe a lo largo de la noche. Una vez esté bien fría, ya puedes flipar con tu obra de arte ! . Un poco de canela por encima o mermelada sin azucar y le dar el toque para servir.

¡Que aproveche!