EMS la nueva técnica de entrenamiento





Insólito, pero de verdad muy efectivo. Se trata de una nueva técnica de entrenamiento, que, si bien había sido probada y usada antes, pero en la fisioterapia y rehabilitación, ahora es toda una tendencia para los amantes del fitness. Consiste en aplicar al cuerpo una corriente eléctrica para estimular el movimiento continuo y consistente de los músculos a través de un aparato que tiene varios electrodos que se conectan alrededor del cuerpo del ejercitante mientras práctica sus repeticiones de movimientos.

EMS la nueva técnica de entrenamiento

Se trata de un dispositivo que intensifica la actividad y esfuerzo muscular, para convertir lo que sería una rutina de más de 90 minutos en solo 20 o 25. El impulso eléctrico genera una especie de señal de engaño a los músculos que le da una sensación al entrenante de estar trabajando más duro de lo que en realidad lo hacen. El concepto de funcionamiento se basa en la inducción eléctrica que el cerebro envía a los músculos durante la actividad física, lo que se hace es hiperestimular ese envío de impulsos eléctricos para que los músculos operen más rápido, con mayor intensidad y se necesite menor tiempo de entrenamiento.

El equipo

Para quienes desean experimentar nueva técnica de entrenamiento, se les provee de un traje especial que tiene en su estructura una serie de bases eléctricas que transmiten la corriente del aparato generador al cuerpo, el usuario puede elegir la frecuencia y potencia de dichos impulsos, lo que se siente es una gran cantidad de vibraciones por todo el cuerpo y que el ejercicio cueste un poco más, obligando a los músculos a trabajar más fuerte para poder lograr las repeticiones de la rutina, en teoría, si se hace un ejercicio de levantar 4 kg, el equipo hará sentir que se están levantando aproximadamente el triple de ese peso, es decir unos 12 Kg, pero no se arriesga la musculatura sobrecargándole realmente esos pesos.

estimulacion-electrica-para-los-musculos-ems

Estimulación eléctrica para los músculos

Como se dijo al principio, la corriente eléctrica controlada y focalizada, se usa en el campo de la medicina física y rehabilitación, como relajante muscular y coadyuvante de la recuperación de la fuerza motriz, se emplea a través de unos electrodos que se conectan con un gel transmisor o un líquido adherido a la piel para hacer vibrar los músculos afectados por contracturas o desgarres, a fin de que puedan restaurarse sus fibras, reestablecer la elasticidad, flexibilidad y calmar el dolor local. No se trata de una técnica de entrenamiento, sino de una aplicación terapéutica, las estimulaciones con impulsos eléctricos se aplican para pacientes que han perdido movilidad debido a lesiones o que han pasado tiempo con alguna parte del cuerpo inmovilizada en procesos de cicatrización de heridas que hayan dañado parte del musculo. En este caso, la denominación de la terapia es TENS (siglas en ingles de Electro estimulación Nerviosa Trans Cutánea).

estimulacion-electrica-para-los-musculos

Los primeros días de la técnica de entrenamiento con EMS

Según lo explicado por Noora Ogden, quien es el entrenador principal de la compañía que creó esta tecnología, en el comienzo, es algo difícil para el usuario, pero con la implementación consecutiva, el cuerpo se va adaptando y los resultados son observables en las primeras semanas de aplicación. Solo basta que el sistema nervioso y muscular se acostumbre al factor de choque inicial, luego de pasar unos segundos con el sistema conectado, ya las reacciones cerebrales están sincronizadas y el aparato motriz opera con normalidad, pero también con mayor intensidad.

Esta tecnología podría ser el futuro del entrenamiento físico, facilitaría la musculación y puede que se requiera menos tiempo de acondicionamiento de los atletas, dejando mayor disponibilidad para la práctica de destrezas en lugar de fortalecimiento, por ejemplo.

===>>> Mas Noticias de actualidad Fitness