Carnes Rojas

Carnes Rojas

Suele provenir de animales adultos. Por ejemplo: la carne de res (carne de vaca), la carne de cerdo, la carne de ternera y la carne de buey. Se consideran igualmente carnes rojas la carne de caballo y la de ovino. Desde el punto de vista nutricional se llama carne roja a “toda aquella que procede de mamíferos”. El consumo de este tipo de carne es muy elevado en los países desarrollados y representa el 20% de la ingesta calórica. Se asocia a la aparición del cáncer en adultos que consumen cantidades muy altas y se recomienda un consumo adecuado.





carne roja magra
Como probablemente te vas a preguntar si deberias consumir carne roja, te presentamos ciertos puntos a favor y contra su consumo, para que se informe y fundamente su resolución.
La carne o bien fibra muscular animal es un comestible que se critica seriamente por el hecho de que se acostumbra a relacionar con enfermedades como obesidad, inconvenientes del corazón, colesterol elevado y hasta determinados géneros de cáncer; pero, estas aseveraciones son verdades a medias que deben matizarse para no caer en situaciones extremistas.
Primeramente podemos decir que, de hecho, el notable abuso de carnes rojas en la dieta del humano occidental ha favorecido a elevar la de enfermedades mortales o bien que producen incapacidad, debido a que mediante este comestible se ingieren esenciales cantidades de determinadas substancias que en otras circunstancias serían beneficiosas. El caso más notable y preocupante es el colesterol, compuesto graso que se requiere para regular múltiples funciones del organismo a nivel celular, mas que en grandes cantidades puede agudizar enfermedades tales como presión arterial alta (hipertensión) y provocar inconvenientes tan frágiles como aterosclerosis (acumulación de grasas y taponamiento de las venas) y paro cardiaco. Tambien habria que hablar de otra dolencia como es el ácido úrico por la acumulacion de dicho compuesto, causando muchas molestias en el movimiento.
Los amantes de este tipo de exesos con la carne roja y otras grasas malas: efectúan poco ejercicio, consumen tabaco o bien alcohol, se someten a intensas sesiones de trabajo y su nutrición incluye escaso número de frutas y verduras. Todo esto tiene que ser analizado bien por un nutricionista para corregir estos errores en la alimentacion.
Otro inconveniente notable se deriva de la forma en que se prepara este comestible, puesto que cuando la carne se cuece y dora de manera directa al fuego vivo (al lignito o bien a la leña), se forman compuestos cancerígenos que producen tumoraciones en estómago, intestino grueso y delgado. El peligro de este inconveniente aumenta si la dieta está basada en poca diversidad de comestibles, en donde no están presentes productos de origen vegetal ricos en fibra y vitaminas C y Y también.
Una alimentación sana se fundamenta en la diversidad de comestibles, en tanto que no hay un solo producto capaz de suministrar todas y cada una de las substancias nutritivas que nuestro organismo requiere, con lo cual para el consumo de este nutriente rico en proteinas debemos moderarlo en nuestra dieta para aprovechar al maximo su calidad.
La carne acostumbra a considerarse el “plato fuerte” en cualquier mesa o bien elemento esencial de la comida, el papel de este comestible ha sido, y es, frecuentemente, puesto en lona de juicio por vegetarianos y ciertos nutricionistas.

carnes rojas

De esta manera, hay que decir que ni los fanáticos usuarios de carne ni los vegetarianos tienen la verdad absoluta, y que la clave de una buena nutrición consiste en suministrar adecuada cantidad de nutrientes conseguidos por medio de los diferentes conjuntos de alimentos ya sean:





Cereales, ricos en hidratos de carbono y vitaminas.
Aceites y grasas, que brindan energía(muy moderadas sobre todo en dietas de definifion).
Carnes, pescado y huevo, que son fuente de proteínas y complejo B fundamental para la sintesis proteica y conseguir musculos poderosos.
Leche y sus derivados, puesto que aportan calcio y proteínas.( personalmente recomiendo el consumo de leches moderado)
Hortalizas y frutas, cuyas primordiales contribuciones son fibra, minerales y vitaminas, primordialmente A y C.
Legumbres, las que aportan minerales y fibra. Y todo tipo de vegetales es muy importante para complementar nuestros platos.
Por si fuera poco, se debe estimar que del total de comestibles que se consumen en un día, el cincuenta y cinco por ciento ó sesenta por ciento han de ser hidratos de carbono, treinta por ciento grasas y quince por ciento ó diez por ciento proteínas. Dicho de otra forma, las carnes rojas deben consumirse de forma moderada con respecto a otros productos, como pan, frutas y verduras.
Por último, se debe recalcar que el abuso en el consumo de carnes rojas puede producir inconvenientes severos en la salud, mas asimismo que eliminar este comestible priva al cuerpo de complejo B, proteínas y un número esencial de vitaminas y minerales. Como en tantas cosas en la vida, la clave no es otra que la moderación y sano equilibrio de los nutrientes esenciales que precisamos para desarrollar un cuerpo sano y fuerte. Siempre en toda dieta equilibrada la base es eso mismo el equilibrio entre nutrientes y las carnes rojas no es una exepcion.

Os dejo a continuacion un video para el que no se quiera comer esta parrafada eso si aviso , despues de ver el video te va a entrar unas ganas de irte a un asador y ponerte morao 😉

Comparte en Tus Redes Sociales 🙂 Gracias !
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr