Dieta Cetogenica

Dieta Cetogenica

La cetosis es un estado del organismo que se produce cuando este no tiene suficientes hidratos de carbono para producir energía y comienza a utilizar lípidos para obtener ATP. Por tanto, el problema de la falta de hidratos de carbono (glucosa) en la célula puede ser debido o en la falta de glucosa en la sangre, generado por una dieta sin hidratos de carbono, o en la falta de insulina, que entonces , la glucosa no puede entrar en la célula y no se puede aprovechar. El proceso fue descubierto por el doctor Stephen Moody 1969. Este estado metabólico se caracteriza por tener una elevada concentración de cuerpos cetónicos, producidos por el hígado y los riñones cuando se queman grasas con el fin de conseguir energía. Estos cuerpos cetónicos son los productos de desecho de la oxidación de grasas, y son expulsados ​​por la orina y el aliento. Anteriormente a ser expulsados ​​se acumulan en la sangre haciendo variar sus propiedades físicas, como por ejemplo el pH sanguíneo, el cual se vuelve más ácido. Como consecuencia de este estado metabólico, el individuo experimenta una pérdida de peso muy rápida. La cetoacidosis es una forma severa de la cetosis, y suele ser una consecuencia de la diabetes mellitus de tipo 1 (llamada cetoacidosis diabética) y consumo excesivo de alcohol (cetoacidosis alcohólica).
Síntomas
cuadro cetogenico
Algunos de estos pueden aparecer en otras patologías, pero la coincidencia de estos síntomas puede asegurar un diagnóstico casi seguro de la cetosis. Algunos de los síntomas aparecen en diferentes etapas de la enfermedad.

Presencia de cetonas en la orina, aumentando el olor y el volumen de la misma.
Halitosis, eliminación de cetonas por el aliento.
Dolor de cabeza y mareos debido a la falta de glucosa por el cerebro. En un estado como este, los músculos, que son reservas de glucosa importantes, no envían glucosa al cerebro, a pesar de disponer de ellos en una concentración pequeña, así aseguran su funcionamiento.
Deshidratación y sed intensa (polidipsia) para compensar los líquidos perdidos.
Boca pastosa.
Náuseas, inapetencia y vómitos, en una fase posterior, cuando los cuerpos cetónicos se acumulan en la sangre, disminuyendo también su pH. Estos síntomas también van acompañados de una respiración acelerada.

Causas

Hay varias causas que generan la cetosis:

Enfermedad por almacenamiento de glucógeno tipo 6.
Enfermedad por almacenamiento de glucógeno tipo 6A, debido a la deficiencia de fosforilasa quinasa.
Marasmo, una forma de desnutrición causada por una deficiencia grave de proteínas y calorías.
Acidemia orgánica.
Fenilcetonuria.
Deficiencia de piruvato carboxilasa, Grupo C.
Diabetes tipo 1. Diabetes severa tratada con insulina que afecta principalmente a la juventud.
Diabetes tipo 2. La forma de diabetes más común en adultos, de progresión lenta y que en general es tratada sin insulina en el momento del diagnóstico.
Síndrome de Woodhouse Sakata. Condición que consiste en numerosos síntomas tales como diabetes, hipogonadismo, sordera y retraso mental.

Dietas cetogénicas

Una aportación insuficiente de alimentos ricos en hidratos de carbono puede provocar cetosis.
Una aportación insuficiente de alimentos ricos en hidratos de carbono puede provocar cetosis.
piramide cetogenica
Las dietas bajas en hidratos de carbono (glúcidos) pueden provocar que el organismo entre en un estado de cetosis. En caso de que no se ingieran más de 40 gramos de hidratos de carbono al día, nuestro cuerpo puede entrar en un estado de cetosis, aunque este valor puede variar en función del peso, edad, sexo y actividad física de la persona en cuestión. Hay dietas que restringen el consumo de glúcidos a menos de 20 gramos diarios, algunas de estas dietas limitan la ingesta de algunos grupos de alimentos, lo que conlleva posibles carencias de algunos nutrientes básicos . Algunas dietas que utilizan la cetosis como método para reducir el peso son:

Dieta Atkins. Es la más conocida, llevar el nombre su creador. Promueve básicamente el consumo de carnes, pescados y grasas. Por otro lado limita frutas, cereales y legumbres, entre otros.
Dieta de Hollywood. Muy popular entre actores y actrices. Se basa en comer principalmente carne, pescado, huevos, café y pocas verduras.
Dieta Dukan, creada por el médico homónimo, es similar a la dieta Atkins pero se encuentra dividida en cuatro fases y presenta una disminución de grasas y un aumento de verduras.
Dieta Pronokal, esta dieta está dividida en tres fases y se basa en una aportación de proteínas vegetales, baja en grasas y azúcares.
Dieta Cooley, tiene una duración de diez días, con un consumo energético inferior a 800 kcal.
Dieta de Scardale. Se caracteriza ser alta en proteínas, baja en carbohidratos y grasas, y un aporte energético inferior a 1.200 kcal.

Cetosis y diabetes

La diabetes puede ser causante de cetosis. El déficit de insulina (producido por dosis insuficientes o por enfermedad intercurrente que hace aumentar las necesidades de insulina) provoca que la glucosa no pueda entrar dentro a la célula y por tanto, no pueda obtener ATP [3] A diferencia de la cetosis producida por una falta de glucosa en la sangre, la cetosis en diabéticos viene acompañada por hiperglucemia. El cuerpo tiene glucosa, pero no tiene suficiente insulina para dejar entrar la glucosa dentro la célula. Aumenta la concentración de glucosa en la sangre y esto produce hiperglucemia. Un síntoma que difiere con la cetosis normal, es que el individuo afectado saca grandes cantidades de glucosa por la orina (glucosuria intensa). Aparte de la glucosa, también se eliminan los cuerpos cetónicos producidos por la combustión de ácidos grasos. Una elevada concentración de cetonas hace disminuir el pH sangre y provoca sensación de náuseas, inapetencia, vómitos y dolor abdominal.
Consecuencias de una cetosis no tratada

Aliento con un olor característico (manzanas).
Dolor abdominal.
Respiración acelerada.
Ojos hundidos y garganta seca.
Obnubilación progresiva.
Si se prolonga mucho la cetosis se puede llegar a perder la conciencia o estado de coma hiperglucémico o cetoacidòtic.

Causas cetoacidosis diabética

Hay numerosas causas que producen cetoacidosis diabética. Muchas tienen que ver con dosis insuficientes, pueden ser producidas por un autocontrol deficiente (la dosis de insulina varía según el ritmo de vida, el ejercicio, nerviosismo, crecimiento, entre otros. Otra causa puede ser la de enfermedad intercurrente, es decir, cuando se inicia una enfermedad con fiebre, el organismo necesita más insulina. A estas causas se le ha de sumar las de la cetosis típica, es decir, un aporte deficiente de carbohidratos a través de la dieta.
Diferencias entre la hipoglucemia y la hiperglucemia

El coma hipoglucémico es de insaturación rápida, en cambio, el coma hiperglucémico es de insaturación lenta y progresiva.
La conciencia se pierde rápidamente en el coma hipoglucémico, todo lo contrario en el coma hiperglucémico se pierde el final.
En la cetosis y la cetoacidosis diabética hay una falta de glucosa en la célula. En la cetosis, esta falta es producida por una ingesta insuficiente de hidratos de carbono (la concentración de glucosa en la sangre será hipoglucémica, es decir, baja), en cambio, la cetoacidosis diabética produce una falta de glucosa en la célula · lula por la falta de insulina (en la sangre habrá glucosa, pero la célula no podrá aprovechar, por tanto, tenemos una situación de hiperglucemia, concentración alta).

Cetosis y alcohol

La cetosis por alcohol o cetoacidosis alcohólica es producida por una ingesta excesiva de alcohol. [4] [5] El metabolismo del alcohol disminuye la cantidad de NAD disponible, lo que desplaza la oxidación de los ácidos grasos a favor de la formación de cuerpos cetónicos. Durante la cetoacidosis alcohólica, los niveles de insulina son bajos, todo lo contrario de los niveles de hormonas del crecimiento y adrenalina (los que requieren un consumo extra de glucosa). Este hecho lleva a una situación de hipoglucemia, donde la célula sólo puede sacar energía de la lipólisis, es decir, la oxidación de los ácidos grasos, generando a la vez más cuerpos cetónicos. Otra consecuencia del consumo de alcohol que lleva a la producción de cetona es la conversión del acetato. El acetato proviene de la degradación del alcohol. Una vez el alcohol ingerido es degradado a acetato, éste se convierte con cetona. La cetoacidosis alcohólica provoca más deshidratación que los otros tipos de cetosis.
Tratamiento
dieta cetogenica comidas
Si la causa de la cetosis es una escasez de carbohidratos, esta se soluciona modificando la alimentación de manera adecuada, usualmente, incrementando la aportación de fruta en la dieta o una solución de sal con azúcar.

Si la causa de la cetosis es un déficit de insulina y la cetonuria (exceso de cetona) es intenso, la administración de insulina rápida es urgente para corregir esta deficiencia.

Como se puede observar, los dos tratamientos son muy diferentes, si a un individuo con déficit de insulina suministrándole más glúcidos, sólo hacemos que empeorar la situación. Si se suministra insulina y no se detecta mejora en pocas horas, se debe consultar al médico o ir directamente al hospital. El tratamiento de la cetoacidosis alcohólica es fácil y muy similar al tratamiento normal. Se debe inyectar por vía intravenosa soluciones de sal y azúcar. La secreción de insulina se consigue mediante la venoclisis (acceso a la sangre a través de las venas) de glucosa, la cual estimula la liberación de insulina e inhibe la lipólisis, suprimiendo la producción de cetonas.

Grupo de alimentos que podemos comer en nuestra dieta cetogenica sin preocuparnos de su contenido en hidratos de carbono :

Proteína de origen animal

Carnes frescas y curadas (panceta, jamón..etc), aves, caza, huevos, casquería (hígado, riñones) huesos con tuétano, embutidos (salami, chorizo) mariscos y pescado (mejor los de menor tamaño que acumulan menor cantidad de mercurio)

Grasas saludables:

Aceite de coco, de aguacate, ghee, mantequilla, manteca (de cerdo y vaca) y demás grasas de animales como la grasa de pato
Aceite de oliva virgen o virgen extra pero no lo calientes a más de 160ºC
Salsas como la mayonesa hecha con aceite que no sea de semillas (nada de aceite de girasol o maíz)
Quesos curados

Semillas y frutos secos:

Almendras, Nueces, en especial las pecanas y macadamia que son las que contienen más cantidad de grasa.
Semillas de lino (una vez molidas mantener en lugar fresco y seco, sin luz solar directa)
Piñones, Semillas de calabaza, Semillas de girasol.

Verduras:

Coliflor, brécol, calabaza no dulce, calabacín, berenjenas, tomate, espárragos, alcachofa, coles de Bruselas, apio, repollo, pimientos, cebollas, cebolletas, puerro, aceitunas, rábanos, champiñones y setas, chucrut
Todas las verduras de hoja verde (espinaca, col, acelga, lechugas, etc) y por si se me olvida alguna, cualquier verdura que no esté enterrada (es decir, que no sea un tubérculo)

Edulcorantes:

Stevia, xilitol, eritritol y tagatosa

Lácteos (para quien pueda o quiera tomarlos):

Nata
Yogures griegos y/o naturales (fíjate que no tenga lactosa añadida)