Se deben eliminar por completo las grasas de la dieta

Se deben eliminar por completo las grasas de la dieta

?






Los estudios de nutrición han pasado por varias modificaciones en los últimos años, antes los nutricionistas consideraban que todos los alimentos eran importantes, pero hoy en día se consideran que hay alimentos buenos y malos. Lo mismo pasa en el caso particular de las grasas, las grasas en exceso (sobretodo la categoria de las saturadas y trans) pueden ser perjudiciales para la salud por lo que puede aumentar el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares. En las dietas no es necesario erradicarlas del todo, ya que existen algunos tipos de grasas que pueden ser muy beneficiosas.

Se deben eliminar por completo las grasas de la dieta

Existen ácidos grasos esenciales que son imprescindibles para el organismo, para la producción de algunas hormonas, ayudan a mantener la suavidad de la piel, regenerando tejidos y colaborando con la absorción de vitaminas como la A, D, E y K, es por ellos que estos alimentos deben ser tomados en cuenta cuando se va a comenzar un plan de pérdida de peso.

==>>> Perder  Grasa

Grasas buenas

Coco. Esta fruta ayudará a mejorar tu metabolismo, también contribuye en la limpieza y mejora del sistema digestivo. Un excelente aliado de una alimentación saludable.

Frutos secos. Son muy buenos porque contienen fibras, proteínas y ácidos grasos esenciales. Una forma ideal de consumirla es a través de la mantequilla o pasta natural, bien sea de maní, almendras o nueces.

Semillas de lino. Estas semillas tienen propiedades muy favorables para la limpieza del organismo, ya que están colmadas de fibras y grandes cantidades de antioxidantes. Por esta mina razón presenta excelentes beneficios para mantener en buen estado nuestro sistema digestivo por lo que es muy importante integrarla a tus comidas.

Aguacate o Palta. Este es un fruto que contiene grandes cantidades de vitamina E y grasas monoinsaturadas. Es un excelente alimento para cuidar y mantener la salud de tu piel y contiene grandes cantidades de potasio, también ayuda a calmar dolores estomacales y del sistema digestivo.

Estas grasas buenas son muy importantes para el organismo, ya que ayuda a regular el sistema nervioso, la óptima absorción de vitaminas, la función del sistema inmune y células sanas. Por lo general la mayoría de alimentos poseen una combinación de grasas pero seleccionar alimentos ricos en grasas monoinsaturadas y poliinstauradas, ayuda a reducir el riesgo de muchas enfermedades, al contrario de las grasas trans o saturadas que ponen en riesgo la salud de nuestro organismo.

Las grasas buenas pueden mejorar muchísimo algunos factores de nuestro organismo como lo es bajar los niveles de colesterol “malo” en la sangre disminuyendo el riesgo de un ataque del corazón.

 grasas saludables para la dieta

==>>> Menos Grasa en 5 pasos

Grasas Malas

Las grasas saturadas o trans son las que comúnmente denominamos grasas malas. Consumir más en excesos puede ser perjudicial para la salud, a tal punto de ser una de las principales causas de elevación del colesterol, por lo que sí no se cuida a tiempo puede llevar a sufrir ataques del corazón.






Las grasas saturadas se encuentran sobre todo en la mantequilla, las carnes grasas y embutidos, los quesos grasos, leche entera y derivados. Por su parte las grasas trans se encuentran en las grasas lácteas y en productos con grasas parcialmente hidrogenadas. Estas resultan mucho más nocivas para el organismo que las grasas saturadas, ya que no sólo aumenta los niveles de colesterol “malo” sino que también baja los niveles del colesterol “buenos”.

Así que es recomendable que aprenda a sustituir los tipos de grasas llamadas “malas” por las grasas llamadas “buenas” en su alimentación porque de esta manera podrá mejorar notablemente el buen funcionamiento de su organismo, además que aprenderá a comer mejor y a sentirse mejor, ya que son alimentos ricos en nutrientes y en sabor. Así que incluye las grasas que te aportarán beneficios y disminuye o elimina las grasas que pudieran darte un efecto adverso.