Cuáles son los diferentes agarres

Un ejercicio clásico puede tener muchas variedades, puede realizarse de diferentes formas para obtener mejores resultados, o incluso con tan solo un cambio lograr entrenar músculos diferentes. Uno de los factores que puede hacer posible que se hagan estos cambios, es el de los agarres.




Los agarres son las diferentes formas en cómo se toman las mancuernas o las barras, e incluso las poleas. Cada uno de los distintos agarres sirve para dar un giro al ejercicio y así lograr una variedad o una nueva intensidad.

¿Para qué se cambia el agarre?

En general, al variar el agarre se sigue trabajando el mismo músculo, al menos en la mayoría de los casos, pero lo que se consigue variando el tipo de agarre es realzar el trabajo desde distintos ángulos. Es decir, utilizar la mayor cantidad de fibras musculares posibles para que el trabajo sea más completo en esa zona. Además, se evita que se lastimen los músculos o se den dolores por estar mucho tiempo en una sola posición, llevando una determinada cantidad de peso.

Agarres típicos

Solo hay tres tipos de agarre: agarre prono, agarre supino y agarre martillo o neutro. Pero lo que puede llevar a que luzcan como muchos estilos diferentes, es que estos se pueden combinar para crear nuevos movimientos y modificar las intensidades del ejercicio. Existe una combinación del agarre prono y agarre supino que se denomina agarre mixto o alternado. El agarre neutro no se suele combinar con los otros dos.

Cuáles son los diferentes agarres

Cuáles son los diferentes agarres

Agarre supino

Este agarre se realiza colocando las palmas de las dos manos mirando hacia arriba. Es el más usado para muchos ejercicios, en especial aquellos que trabajan el bíceps o los deltoides. En general, puede usarse casi para cualquier grupo muscular, y es el más común, ideal si eres principiante en el gimnasio.

Agarre Prono

Este agarre se realiza poniendo las palmas de las dos manos mirando hacia abajo. Es otro de los agarres más usados por todo el mundo, y es el indicado para trabajar con los ejercicios de antebrazo, remos para dorsales, dominadas y trapecios, pero puede usarse para muchos otros músculos del cuerpo.

Agarre martillo o neutro

Este agarre se hace colocando las palmas de las manos mirando una a la otra, o paralelas. No es de los más usados, pero aun así es el indicado para realizar aperturas, contractura, bíceps o tríceps, y algunos otros ejercicios.

Agarre mixto o alternado

Al ser una combinación del agarre supino y el prono, una palma mira hacia arriba y la otra palma mira hacia abajo. Se usa más que todo en el peso muerto.




Alterna los agarres al entrenar

Con respecto a los agarres, es muy importante ir alternándolos y no quedarse solo con uno, ya que los brazos se cansan y estos son la principal parte del cuerpo para poder realizar una gran cantidad de ejercicios, así que la idea es que estén bien desarrollados, descansados y que trabajen con todas las fibras musculares. Solo así conseguirás realizar los ejercicios correctamente, sin lastimar la zona.

Al cambiar el agarre se consigue cambiar el ángulo, la intensidad y la tensión con la que se trabaja el músculo. De lo contrario, generalmente se están haciendo los mismos movimientos, contracción y decontracción con un movimiento de subida y bajada del brazo al doblar el codo, aplicando la fuerza de arriba abajo o de abajo arriba.

Cuanto más se varíen los agarres, mucho mejor se entrenará cada grupo de músculos, consiguiendo siempre los mejores resultados. Solo se debe cambiar constantemente la cantidad de peso y adaptarla al ejercicio, junto con el amarre de lo contrario se pueden crear lesiones innecesarias.

Mas cosas interesantes en nuestra seccion Fitness

Comparte en Tus Redes Sociales 🙂 Gracias !
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr