Qué es la periostitis tibial

¿Qué es la periostitis tibial?

La periostitis tibial es una de las lesiones más comunes que suelen tener las personas que realizan maratones o salen a trotar de manera regular. Esta lesión consiste en el desgaste del periostio, el cual es la membrana que recubre nuestra tibia, y su desgate suele ser provocado por la intensificación del entrenamiento o la sobre exigencia deportiva. La periostitis tibial es una inflamación que suele causar muchas molestias al trotar y caminar, por lo que la mejor manera de recuperarse de la misma es estar en reposo. Esto se debe a que el impacto constante de los músculos tibial contra el piso al correr aumenta la inflamación.

Es por eso que la periostitis tibial se le conoce también bajo el nombre de la lesión de corredor, debido a que son los mismos los que más contraen este tipo de lesión. Sin embrago, las personas comunes también pueden sufrir esta lesión como consecuencia de malas posturas al caminar o al apoyar el pie en el suelo. Por ello, es muy importante que si realizamos actividades como correr o trotar nos cercioremos de que estamos utilizando el calzado adecuado. La superficie sobre la cual realizamos este tipo de actividades también es muy importante.

periostitis tibial

Periostitis tibial anterior y posterior

Esta lesión puede afectar dos zonas de la superficie tibial, la anterior y la posterior. La más común de ellas es la periostitis tibial anterior, la cual causa una profunda molestia en esta zona de la pierna, y en ocasiones este dolor puede extenderse hasta nuestra rodilla. Ambas lesiones afectan en gran medida nuestra cotidianidad, debido a que causan mucho dolor al caminar o trotar. Por ende tratar esta lesión y reducir sus síntomas es algo muy importante para recuperar nuestro bienestar. Recordemos que dicha lesión es causada por malas posturas y la sobre exigencia física.

¿Cómo podemos prevenir la periostitis tibial?

Esta lesión tiene lugar cuando se desgasta la membrana que recubre nuestra tibia, y por ende causa mucho dolor al correr o trotar. La misma es ocasionada por trotar sobre superficies inestables o por no usar el calzado adecuada cuando salimos a realizar este tipo de actividades físicas. Es por ello, que asegurarnos de que el terreno donde vamos a salir a correr sea estable y no tenga muchos tramos de inclinación ayuda a prevenir esta lesión. Asegurarnos de usar el calzado correcto también es muy importante para no contraer la periostitis tibial.

Realizar ejercicios de calentamiento y estiramiento antes de comenzar a trotar o correr es muy importante para activar nuestros músculos y evitar posibles lesiones. La mayoría de los casos de pacientes que sufren esta lesión lo hacen como consecuencia de no seguir estas recomendaciones. La periostitis tibial es una lesión muy molesta, aunque esta es totalmente tratable y sobre todo evitable. Estas medidas deben ser seguidas sobre todo cuando pretendemos salir a trotar grandes distancias y tenemos algún tiempo sin hacerlo. Aumentar nuestra exigencia física de manera progresiva y no de golpe también ayuda a prevenir este tipo de lesiones.

Tratamientos para la periostitis tibial

La mejor manera de tratar esta lesión es la fisioterapia, aunque también ayuda a su pronta recuperación la aplicación de hielo en la zona afectada. Los masajes en la parte inferior de la pierna afectada son muy estimulantes para la recuperación de la misma.

Recordemos que una de las causas de la periostitis tibial es la sobre exigencia física y las largas rutinas de entrenamiento. Es por ello, que mantener reposo durante un periodo de tiempo superior a dos semanas es muy importante para tratar de manera efectiva esta lesión.

Si quieres ver mas imagenes de este problema puedes utilizar google imagenes donde tienes miles de fotos utlizando la busqueda de imagenes con este tutorial .

Recuerda cuidar tus articulaciones que son vitales para estar saludable !

Comparte en Tus Redes Sociales 🙂 Gracias !
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

pon tu comentario